¿Quiénes somos?

  • Inicios

    Francisco de Asís nace en 1182 en la región de Umbría, Italia. Joven de buena familia, finas relaciones y grandes ideales de nobleza. Soñando a lo grande se enroló para defender a su patria y su fe con las armas… El Señor tenía otro sueño para él, otro combate, otras armas. Sintió el llamado de Dios para “reparar la iglesia”. Dejó todo y comenzó a vivir lo que leía en el evangelio. Acentuó la vida sin nada apropio, en castidad y obediencia a la iglesia. Se le unieron amigos que fueron los primeros hermanos menores. Toda su vida pasó predicando la paz y bien, siendo instrumento de paz, sirviendo a los más necesitados y predicando la misericordia del Señor. Otra joven del pueblo, Clara, toma su ejemplo junto a muchas hermanas más y lo acompaña en esta cruzada de anunciar con la vida lo que creen por la fe. Dos años antes de su muerte, Francisco, el pobre de Asís, recibió en su cuerpo los estigmas de la pasión de Jesús, las marcas del Amor más grande. Murió en 1226, desnudo sobre la desnuda hermana Madre Tierra. La fraternidad de los “franciscanos” sigue hasta el día de hoy en tres grandes grupos: Hermanos Menores Conventuales, Hermanos Menores Observantes y Hermanos Menores Capuchinos.

  • Capuchinos

    Ser CAPUCHINOS es ser HERMANOS. La fraternidad es una característica esencial de nuestro carisma, que toca todos los aspectos de nuestra forma de vida. San Francisco de Asís adquirió en la adoración del Padre, sumo bien, el sentimiento de la fraternidad universal que le hacía ver en todo lo creado la imagen misma de Cristo. La característica específica de nuestro ser fraternidad es la humildad de “menores” que continuamos la misión de humilde servicio de Jesús que compartió alegremente su vida con los pobres, lavó los pies de los discípulos y murió desnudo en la cruz. Todo esto al modo franciscano, al lado de los necesitados y marginados. Nuestra Reforma Capuchina, dentro del carisma franciscano, acentúa la íntima relación entre contemplación y anuncio a los hombres, amor a Dios y amor al prójimo.

  • Historia

    Los Capuchinos llegamos al Río de la Plata por Montevideo en 1864 construyendo el Convento de San Antonio. Luego Nuevo París, Punta Carretas, Maldonado, Punta del Este, el Cerro. En 1897 llegamos a Buenos Aires, para comenzar con la misión de Nueva Pompeya, Buenos Aires. Pronto nos extendemos por Córdoba, Concordia, Villa Gobernador Gálvez, Mar del Plata, La Cumbre, Llavallol, O’Higgins. Desde estos lugares los frailes desarrollamos una gran expansión misionera, predicando en toda la Argentina y Uruguay. En la primera mitad del siglo XX encontramos fraternidades también en Corrientes, Formosa, La Rioja, Catamarca, Mendoza, Paysandú, Minas, Canelones, Cerro Largo, Villa Elisa, Necochea, El Maitén. Hoy compartimos la Nueva Evangelización, la oración y la fraternidad en grandes ciudades o pequeños pueblos. Estamos desafiados por la realidad a redimensionar nuestras presencias y el modo se seguir siendo “los frailes del pueblo” allí donde el Señor nos lleve…

  • Hoy

    Queremos vivir una misión franciscana y capuchina al servicio de la iglesia: como hermanos menores cercanos a la gente; con sencillez, alegría y entusiasmo; anunciando y haciendo presente el Reino de Dios. Cuidamos a nuestros hermanos ancianos, trabajamos en equipo entre frailes y laicos, nos ocupamos de la realidad social en donde vivimos y de la gente que nos rodea. Estamos abiertos al Espíritu Santo para que indique cada jornada en dónde ser mejores “instrumentos de paz”.

Screenshot

¿QUÉ HACEMOS LOS HERMANOS CAPUCHINOS?

Antes que nada queremos ser un testimonio de vida evangélica en fraternidad; este es nuestro primer apostolado. Todos los hermanos tenemos que trabajar fiel y devotamente para ganarnos el sustento diario y para dar gloria a Dios. Ciertamente, más allá de los ideales y ejemplos de Clara y Francisco de Asís, en la actualidad los frailes somos franciscanos en el lugar del mundo en donde nuestra vocación y la necesidad de la iglesia nos lleve… Muchos hermanos trabajan en diversos oficios según su profesión, especialización o competencia; pero especialmente para un franciscano capuchino el trabajo manual y doméstico es un aspecto fundamental: cocinar, lavar nuestras cosas, limpiar la casa y cuidar a los frailes enfermos son íntimamente tareas vocacionales, fundantes y fraternas.

Parroquias y santuarios

En estos más de 150 años de nuestra presencia en Argentina y Uruguay nos encargamos de la atención sacramental y espiritual de parroquias y tres santuarios: Nuestra Señora del Rosario de Nueva Pompeya (Buenos Aires), santuario del Sagrado Corazón Misericordioso de Jesús (Córdoba) y santuario de San Antonio de Padua (Montevideo).

Screenshot
Screenshot

COMUNIDADES EDUCATIVAS CAPUCHINAS

Brindamos nuestro aporte en la educación de niños y jóvenes en las Comunidades Educativas Capuchinas de toda la República Argentina, acentuando nuestra pedagogía franciscana de forma transversal en los planes de estudio. Nuestras escuelas: Inst. San Francisco de Asís (Llavallol); Colegio Ntra. Señora de Pompeya (Necochea); Escuela San José Obrero (Formosa); Colegio Ntra. Señora de los Ángeles (Concordia); Inst. Santa María de los Ángeles (Buenos Aires); Jardín San Luis Rey y Fátima (Formosa); Inst. Nueva Pompeya (Buenos Aires); Colegio Ntra. Señora de Pompeya (Mar del Plata).

MISIONES Y SERVICIO SOCIAL

Desde hace unos años colaboramos en la diócesis de Añatuya (Santiago del Estero) lo que representa para nosotros una salida misionera constante y conjunta por parte de los frailes, de nuestros grupos de laicos, alumnos, familias y personal de los colegios, en la diócesis más pobre del país. Colaboramos y asistimos a zonas carenciadas y villas de emergencia, sostenemos comedores comunitarios. Difundimos nuestro carisma a través de la Revista Nueva Pompeya.

Screenshot
Screenshot

CASA DE ESPIRITUALIDAD Y ORACIÓN

Ofrecemos tiempos de reflexión, oración y vida fraterna para los laicos en nuestro centro de espiritualidad San Roque (La Cumbre) en las sierras de Córdoba. Lo que no deja de ser un sello distintivo para nuestra vida de hombres consagrados a Dios dentro de la iglesia es el rezo comunitario del Oficio divino en varias horas del día.

image

¿DONDE ESTAMOS?

  • Fraternidad Sagrado Corazón Misericordioso de Jesús

    Tel.:[0054] (0351) 468 1922 / 460 0291
    Buenos Aires 693 (5.000) Córdoba
  • Fraternidad Nuestra Señora de Pompeya

    Tel.: [0054] (0379) 442 8291 / 442 7315
    Gobernador Ruíz 2.665 (3.400) Corrientes
  • Fraternidad San Roque -NOVICIADO-

    Tel.: [0054] (03548) 45 1159
    Mons. Cabrera s/n (5.180) La Cumbre - Pcia. Córdoba
  • Fraternidad San Fernando

    Tel.: [00598] 4225 2737 / 4222 3342
    18 de Julio 833 (20.000) Maldonado
  • Fraternidad Nuestra Señora de Pompeya

    Tel.: [0054] (0223) 473 1349
    Av. Libertad 4.045 (7.600) Mar del Plata – Pcia. Buenos Aires
  • Fraternidad San Francisco de Asís

    Tel.: [00598] 2308 1648 / 2309 3909
    Vitoria 59 (11.900) Montevideo
  • Fraternidad Ntra. Señora del Rosario de Nueva Pompeya

    Tel.: [0054] (011) 4919 0772 / 4919 1241 / 4919 7060
    Esquiú 974 (1.437) Ciudad Autónoma de Buenos Aires
  • Fraternidad San Leopoldo Mandić -POSTULANTADO-

    Tel.: [0054] (011) 4919 0772 / 1241
    Fournier 3.170 (1.437) Ciudad Autónoma de Buenos Aires
  • Fraternidad San Enrique

    Tel.: [0054] (0341) 492 1725
    Oppici 2.117 (2.124) Villa Gobernador Gálvez - Pcia. Santa Fe
  • Fraternidad San Antonio de Padua -POSTNOVICIADO-

    Tel.: [00598] 2418 4365 / 2410 6113 / 2411 9877
    Canelones 1.660 (11.200) Montevideo
  • Presencia Misionera Diócesis de Añatuya

    Dpto. Figueroa - Santiago del Estero
    cruce de Rutas provinciales n° 5 y n° 2
  • Capilla Nuestra Señora de Fátima

    Tel.: [00598] 42483844
    Av. Chiverta y Bv. Artigas - Parada 3 (12.200) Punta del Este
  • CURIA PROVINCIAL RÍO DE LA PLATA

    Tel.: [0054] (011) 4919 7510
    Esquiú 974 (1.437) Ciudad Autónoma de Buenos Aires

galería

¡Nuestras asambleas fraternas, cantata a San Francisco de Asís y más!

galería facebook

¡Nuestras asambleas fraternas, cantata a San Francisco de Asís y más!

donaciones

Los Hermanos Capuchinos sostenemos nuestras obras sociales, de beneficencia y misiones con nuestro trabajo, la oración y con el sostén de la buena voluntad de muchos amigos. Si querés sumarte y darnos tu apoyo podés hacerlo con:

  • TU TIEMPO, TUS MANOS, TUS DONACIONES

    En todos nuestros conventos hay hermanos que ayudan según sus posibilidades ofreciendo talentos, habilidades, dones, creatividad u oficio. ¡Vos también podés aportar tu parte! Si tenés o querés donar alimentos, ropa o muebles (en buen estado), electrodomésticos (en funcionamiento) u otros objetos, podés dirigirte a cualquiera de nuestros conventos y encontrarás nuestros centros de recepción y distribución. Luego servirán para asistir a muchas familias en situación de vulnerabilidad.

  • DINERO o LEGADO

    Para el funcionamiento y actividades pastorales o misioneras contamos con el apoyo económico de los bienhechores. Hay quienes deciden colaborar dejando expresa su voluntad en un legado escrito de bienes, resguardando los derechos de herederos, y así hacer trascender el compromiso de colaboración y caridad.
    Con aportes de dinero periódicos o extraordinarios, que podés concretizar a través de la:
    Cuenta corriente en pesos del BANCO FRANCÉS N° 7407/9
    CBU: 0170010720000000740793
    CUIT: 30-56629376-1

vocaciones

Si sentís que el Señor te llama a seguirlo al modo de Francisco de Asís, nosotros podemos acompañarte con un itinerario de discernimiento.
En cada una de nuestras casas hay hermanos que sabrán informarte.


E: vocacionescap@gmail.com